Saltar al contenido
Cepillo Elctrico

Caracteristicas de los cepillos electricos

Nuestros padres siempre estuvieron pendientes de cepillarnos los dientes, diariamente y después de cada comida. ¿Quién no recuerda las canciones infantiles sobre cómo mantener una buena higiene bucal? Así como las citas al odontólogo anuales para una limpieza y chequeo general. Si cumplías con todo lo indicado eres un afortunado. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud cerca del 100% de los adultos han tenido caries. Por esta razón es tan importante una eficiente higiene bucodental.

Para hacer más sencillo este proceso, existen en el mercado los cepillos eléctricos. Los hay en variedad de funciones: blanqueamiento, sensibilidad, masaje, limpieza diaria y limpieza intensiva, entre otros. Algunos vienen con varios cabezales para cada opción y pueden ser utilizados de acuerdo a cada necesidad. Pero, ¿por qué comprar un cepillo eléctrico?

La mayoría de los modelos tienen como característica principal la de rotación-oscilación, sus cabezales se mueven -hasta 15.000 veces por minuto- sobre su eje, facilitando la limpieza de la zona externa y entre los dientes. Otro aspecto común es el vibrador o pulsador, que mueve el cabezal simulando el movimiento de la mano -hasta 40.000 veces por minuto en algunos modelos. El diseño del cabezal es especializado. Algunas cerdas son más cortas que otras dependiendo de la función que cumpla.

Anteriormente, los cepillos funcionaban con baterías, los actuales son recargables. Facilidad que se agradece por los costos de reposición. Otra novedad son los sensores que indican cuánto tiempo permanecer en cada cuadrante de la boca. Algunos tienen un temporizador que ayuda a garantizar el tiempo recomendado por los especialistas. Y por si fuera poco, un sensor de presión que advierte si estás cepillándote con mucha fuerza.

Sorprende el modelo que viene con un irrigador, una función que ayuda a la limpieza de los lugares donde el cepillo ni el hilo dental llegan. Con un chorro de agua muy fino, como los que usan los dentistas, puedes limpiar los dientes en casa. Con todas estas especializaciones el cepillo es más ancho, sin embargo, ya pueden verse por allí marcas con tecnología reducida, a fin de facilitar el manejo y uso de estos importantes utensilios.

Todas las marcas prometen que mejoran la higiene bucal, disminuyen el sarro, la caries, el mal aliento y otras enfermedades bucodentales. Ayudan a blanquear los dientes eliminando manchas que afean la sonrisa. Estudios indican que, efectivamente, con el uso de los cepillos eléctricos se reducen la placa en 7% y la gingivitis en 17%. No obstante, la mayoría de los odontólogos coincide, que más que el uso de estos cepillos, lo que realmente es indispensable es la constancia, la técnica de cepillado y el cuidado que le proporciones a tu dentadura. También es recomendable el cambio del cabezal de tres a seis meses como mínimo para asegurar su eficiencia.

La tecnología puede ser muy buena pero el uso que hagas de ella es lo que te beneficiara. Una rutina diaria y disciplinada reducirá las visitas al dentista a sólo los chequeos preventivos y periódicos.

Esta web utiliza cookies, puedes ver la política de cookies aquí.    Más información
Privacidad